A Whisker Away

por | Nov 12, 2021

¿Si pudieras ser alguien más, quién serías? ¿Cómo te escondes de ti mismo y del mundo? ¿Cuál es tu máscara? 

A Whisker Away nos relata la vida de Miyo “Muge” Sasaki, una chica inquieta, super extrovertida y animosa estudiante de secundaria quien día a día trata de demostrar su amor a Kento Hinode, un chico serio y frío.    No podemos olvidar su frase: “Hinode sunrise attack y Hinode sunrise jump“, mientras le brinca encima o lo tira al suelo. A Hinode solo le queda ignorarla ante las burlas y risas de sus compañeros.

Durante un festival, Miyo conoce a un vendedor de máscaras que le ofrece una máscara especial para convertirse en minino y poder acercarse a Hinode; desatando una serie de aventuras y experiencias fuera de este mundo.

La cinta entra en la categoría de anime conocida  “slice of life”, es decir, un relato del día a día de los protagonistas. La película se estrenó en Japón en el verano del 2020, pero debido al encierro la promoción se volcó en la plataforma Netflix.  

El filme está escrito por Mari Okada, dirigida por Junichi Sato y Tomotaka Shibayama para estudio Colorido.

Miyo es considerada una chica loca y excéntrica según sus compañeros. En la escuela su actitud es de total alegría e intensidad, que avergüenza a su mejor amiga; los chicos creen que es demasiado audaz y se burlan constantemente de ella.  Pero es tan sólo la máscara que utiliza para ir a la escuela. En casa las cosas son complejas. Miyo vive con su padre y su nueva esposa. Mientras afuera es todo sonrisas cerrando la puerta de su habitación hay muchas lágrimas, temores e inseguridades ante el divorcio de sus padres, la convivencia con esta nueva familia, el acoso escolar, la indiferencia del chico que te gusta, la tristeza y la idea de escapar de casa y especialmente la falta de alguien con quién poder hablar sobre sus sentimientos.   

A Whisker Away me sorprendió por la cantidad de temas profundos y propios de la adolescencia, aunado al momento mundial del encierro pandémico, nos permite explorar nuestras propias emociones y encontrar factores importantes a revisar en casa y en la escuela particularmente con los adolescentes. ¿Quiénes somos cuándo nos quitamos las máscaras? ¿Cuál es la máscara que me invento para sobrevivir o para asimiliar mis propios procesos?

Con la máscara de gato, Miyo se transforma en Taró una graciosa gatita blanca que es la nueva adoración de Hinode. El chico cuida y consiente a la gata y ambos logran una conexión especial. Es a través de esos momentos que Miyo conoce los verdaderos sentimientos y preocupaciones que vive Hinode. La cinta aprovecha aquí para hablarnos también de las tradiciones del lugar donde ocurre la trama, Tokoname. En un momento pensé que era algo de la traducción al español, pero investigando un poco descubro que es una ciudad se que encuentra al sur de Japón y su principal actividad económica es justamente la cerámica.  En la historia, la familia de Hinode debe decidir si vender o no el taller para poder continuar con sus estudios para poder mantener a su familia.  

Las películas de anime combinan toques de humor con aspectos más espirituales o del pensamiento de oriente; A Whisker Away no es la excepción, por ejemplo, el gato vendedor de máscaras tiene un rostro muy peculiar, como si fuera de un zorro. En el anime “cara de zorro” es ese personaje que finje ser tu amigo para luego darte la espalda. Otro detalle que me pareció muy valioso es el arco torii de los gatos, esta tradicional puerta funciona como un portal mágico hacia el mundo de los gatos, donde Miyo trata de recobrar su máscara de humana.

La cinta llega en un momento en que nuestros adolescentes pasan demasiado tiempo encerrados en su cuarto, muchas veces en silencio ante la mirada adulta y con un manantial de emociones que es difícil poder gestionar e identificar.  El filme nos ofrece ese particular y complejo universo que es la adolescencia, tratado desde una historia tierna y amigable que nos permite abrir el diálogo sobre la depresión, la conformación de las nuevas familias, la construcción de la identidad y el amor juvenil. La pandemia ha replanteado en niños, jóvenes y adultos la idea de la amistad, las relaciones humanas y especialmente la relación con uno mismo. 

El film tiene una buena animación,  una banda sonora agradable, situaciones cómicas y divertidas. Siento que es una película dirigida más a un público juvenil, de 13 años para arriba,  ya que para los más pequeños puede ser aburrida o hasta larga. A Whisker Away es una oportunidad para abrir la conversación o realizar actividades con adolescentes. Educadores, promotores culturales y padres de familia pueden encontrar aquí un pretexto para escuchar y ver la adolescencia y sus cambios desde otro punto de vista. 

Comparte el amor por las letras