El cuerpo vuela de labio en labio en la hora más vacía de la madrugada                         la más hiriente, la más callada ahí donde se dibuja...