Pandora -Liliana Blum-

por | Ago 23, 2021

En Pandora, el amor es una ilusión, una construcción imaginaria.  Sentirse amado es una necesidad casi instintiva que nubla el pensamiento, el sentido común y diluye las fronteras de la realidad hasta arrojarnos a una soledad perenne que nos destruye. 

Pandora es una mujer joven con obesidad mórbida; su sola existencia parece una humillación constante para su madre, una mujer delgada, que se avergüenza de su hija y encuentra en cada momento una oportunidad para lastimarla y recordarle que no es perfecta.  Su vida transita entre el trabajo del hospital y su casa, nada emocionante. Su verdadera pasión y disfrute es comer. El proceso le produce placer y desata en ella sensaciones que no vive de otra forma. 

Pandora conoce a Gerardo, su nuevo jefe, un exitoso ginecólogo, atractivo, con una carrera en ascenso, una esposa preciosa y un par de gemelos; su vida no es ideal. Gerardo necesita a Pandora, necesita amar su cuerpo, hundirse entre sus carnes, devorarla y alimentarla.  Gerardo se convierte en todo aquello que Pandora desea, un novio atento, un amante complaciente, un proveedor con un único deseo: alimentarla.

Pandora sueña con ser amada, “Sí, mi nombre dicho con ternura por una voz masculina, a cambio de una casa limpia y reluciente: una transacción justa”. Encontrar el amor es una tentación dulce que escalda la lengua y el alma.

La última arista la cierra Abril, la esposa de Gerardo, obsesionada por tener una figura ultra delgada que para ella es sinónimo del amor.  Abril representa la idea de ser para merecer el amor, ser alguien más para ser justamente alguien.

La novela nos habla del tabú de la obesidad y el abanico de emociones y expectativas que esto genera, desde la ternura hasta la repulsión. En Pandora hay una confrontación entre la idea de la belleza, la obsesión, el culto al cuerpo, los límites de lo que se anhela y las fantasías secretas que nos definen.

Liliana Blum es una narradora implacable, decisiva, brutal. Nos lleva en un ritmo ágil y delirante por el mundo interior de Pandora, nos saca del sillón para empujarnos en una espiral destructiva que muerde y acorrala para después cuestionarnos  ¿cómo llegue hasta aquí?

Blum nos regala una novela a tres tiempos, Pandora, Gerardo y Abril, cada uno en su estilo nos ofrecen una mirada oscura y trastornada del amor, la persecución del deseo y lo que vemos más allá del espejo.

Leer a Blum es una invitación irresistible para abrir nuestra propia caja de Pandora y encontrarnos con ella en cada página. Te recomendamos también Cara de Liebre (Seix Barral, 2020), le la reseña aquí.   

Pandora

Editorial Tusquets 2015

244 páginas

Comparte el amor por las letras