Poemas del Día de Reyes

por | Ene 6, 2022

El día de Reyes es un día de magia. La ilusión infantil se matiza de esperanza de encontrar esa luz que guíe el camino y la poesía no lo deja pasar. Te comparto tres poemas dedicados a los Reyes Magos, tres estilos completamente distintos, Lope de Vega, Santa Teresa y Ruben Darío a modo de Melchor, Gaspar y Baltazar nos traen poemas como el mejor regalo.

La llegada de los Reyes Magos – Lope de Vega

Reyes que venís por ellas,

no busquéis estrellas ya,

porque donde el sol está

no tienen luz las estrellas.

Reyes que venís de Oriente

al Oriente del sol solo,

que más hermoso que Apolo,

sale del alba excelente.

Mirando sus luces bellas,

no sigáis la vuestra ya,

porque donde el sol está

no tienen luz las estrellas.

No busquéis la estrella ahora,

que su luz ha oscurecido

este sol recién nacido,

en esta Virgen Aurora.

Ya no hallaréis luz en ellas,

el niño os alumbra ya,

porque donde el sol está

no tienen luz las estrellas.

Aunque eclipsarse pretende,

no reparéis en su llanto,

porque nunca llueve tanto

como cuando el sol se enciende.

Aquellas lágrimas bellas,

la estrella oscurece ya,

porque donde el sol está

no tienen luz las estrellas.


Los tres Reyes Magos – Rubén Darío

-Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.

Vengo a decir: La vida es pura y bella.

Existe Dios. El amor es inmenso.

¡Todo lo sé por la divina Estrella!

-Yo soy Melchor. Mi mirra aroma todo.

Existe Dios. Él es la luz del día.

La blanca flor tiene sus pies en lodo.

¡Y en el placer hay la melancolía!

-Soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro

que existe Dios. Él es el grande y fuerte.

Todo lo sé por el lucero puro

que brilla en la diadema de la Muerte.

-Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.

Triunfa el amor y a su fiesta os convida.

¡Cristo resurge, hace la luz del caos

y tiene la corona de la Vida!


En la festividad de los Santos Reyes – Santa Teresa de Jesús

Pues la estrella

es ya llegada,

vaya con los Reyes

la mi manada.

Vamos todas juntas

a ver el Mesías,

pues vemos cumplidas

ya las profecías.

Pues en nuestros días,

es ya llegada,

vaya con los Reyes

la mi manada.

Llevémosle dones

de grande valor,

pues vienen los Reyes,

con tan gran hervor.

Alégrese hoy

nuestra gran Zagala,

vaya con los Reyes

la mi manada.

No cures, Llorente,

de buscar razón,

para ver que es Dios

aqueste garzón.

Dale el corazón,

y yo esté empeñada:

vaya con los Reyes

la mi manada.

Comparte el amor por las letras